jueves, 17 de noviembre de 2011

Practicar el Amar a través del Sexo







Sobre Sexualidad,

Como otro tipo de momento

con los que cabe relacionarse

cuando vamos viviendo el espacio de lo que sucede,

Aquello que se enciende,

que vibra,

que genera un impacto hacia el intelecto,

hacia el mundo emocional

y un desafío para la conciencia


Nuestro cuerpo es recorrido por una excitación

que brota desde todos lados en el clímax,

y que sale desde todo junto hacia a fuera,

con placer



Dependiendo,

de la capacidad que exista en esa alma

para trascender la cobertura de este acto,

será diferente


Si el ego,

es decir,

cuando el alma no logra trascender esa dimensión virtual de la experiencia

desde donde no se logra acceso para participar en el plano donde ese cuerpo está de fiesta,

la cobertura se limita,

casi exclusivamente,

a incluir las manifestaciones de esa explosión de energía en el intelecto


A medida que el clímax se precipita

el tipo de pensamiento y/o de imágenes que se suscitan

están también afectados por la amenaza

para el ego

de que la Conciencia logre integrar información presente más acá del ego



Se produce durante el orgasmo

un encuentro con el todo superior al cotidiano,

que nos atraviesa y nos puede limpiar

Gurdjieff señala que el sexo es una oportunidad para deshacernos del exceso de asociaciones mentales





Si de inicio,

si de antes

si ya en el encuentro de los amantes

es posible reconocer una presencia,

un grado de plenitud superior integrado en sus conciencias,

la entrada también ofrece más oportunidades:

recibir con más madurez el momento,

comprender mejor la oportunidad.

La potencia que se desata es momento para procurar

una integración conciente

con una porción del todo

que tan solo en esa potencia se abrirá



Meditar,

permanecer concientes,

sin restar,

no para no perderse,

no para no morirse,

y entregarse

y darse la licencia,

para contemplar a veces el apocalipsis del intelecto,

la inminente trascendencia lo obliga a recurrir a todo

para mantenernos secuestrados en sus límites.



Surgen a veces tipos de pensamientos,

culpas, imágenes,

que buscan seducirnos para mantenernos interesados en ese espacio de actividad.



No los tomemos muy en serio

no somos nosotros pensando,

no son indicadores de lo más esencial de lo nuestro;

son reflejos del dinamismo que le ofrecemos a nuestra responsabilidad.

Material intelectual que podrá ser de contenido diverso



Para experimentar la vibración del cuerpo durante y después,

la posible pérdida del límite

sintonizar con una vibración diferente a la nuestra sin perder la continuidad, sentirse vibrando con el todo

Paladear la compañía

cuando existe disposición para estar presentes y juntos

compartir en conciencia dos almas unidas

que se distinguen sin perder la unidad,

suscita emocionalmente una actividad de una pureza que sana.

Pasar de masturbarse en conjunto a practicar el amar…

esa experiencia de estar con una mujer,

esa experiencia de estar con un hombre,

y obligarnos a soltar el vínculo para afirmarnos de él

para pasar si es necesario

y no temer a morirse



La energía que se involucra obliga a que siempre se trate con responsabilidad

de una farra a un aprendizaje

Gozar para el desarrollo de la conciencia



La presencia espiritual

para referirnos a aquella cualidad de nuestro funcionar

que significa impregnarnos de una apertura,

de una visión

siempre difícil de contar

de compartir a través de las palabras,

esa presencia que se paladea cuando estamos más acá de nuestro ego.



Espiritual durante el encuentro sexual posibilita consagrar el sexo,

contemplar la vida,

el encuentro de dos seres humanos integrándose de alma y cuerpo,

la materia se funde,

los límites se pierden

se confía

se atreven juntos a fusionarse,

a experimentar la recuperación a través del complemento del X o del Y,

acercarse al todo

todo aquello que en presencia del complemento sea posible aproximarse.



Los griegos, al parecer, recibían sin culpas el gozar,

lo aceptaban,

no lo prohibían

y con esa misma propiedad señalaban también

que ojalá siempre lo menos posible,

lo justo

que será distinto para cada cuál.

También dependerá de la edad,

de la luna,

de la estación del año

como siempre,

ojalá siempre,

al servicio de las necesidades del alma,

del proyecto sutil



Águila Sur

Septiembre de 2008


No hay comentarios:

Publicar un comentario