miércoles, 4 de enero de 2012


"Cuando me siento,
a través de sensaciones orgánicas desagradables,
disminuida en mi potencial,
por las circunstancias adversas a lo que "yo espero, quiero, o proyecto",
siento el impulso de escapar, de irme, virar hacia otro paisaje, distraerme.

En estos días he experimentado, de manera más consciente, ese malestar
y lo he sufrido,
y al mantenerme soportándolo he visto el proceso del mismo,
desde que comienza con la presión en el estómago
hasta que percibo una salida a un nivel de observación meta.

Los textos, como este que he recibido hoy, me mantienen alerta y me alientan,
a recibir que la sensación de incontención en mí misma no es "mi culpa"
pero sí mi responsabilidad.

Desde esa perspectiva
la sensación de disminución no es "lo más grande, lo que abarca todo"
sino figura de un punto en la trayectoria del viaje interior.

Paula Riquelme P.


No hay comentarios:

Publicar un comentario