sábado, 20 de octubre de 2012

Tres años y un día



Tres años y un día de condena solicita el fiscal Patricio Rosas para el doctor Milton Flores, psiquiatra, investigador en desarrollo esencial humano, conductor de un equipo de profesionales dedicado a investigar y aplicar conocimientos para promover el bienestar, el acceso a experiencias de plenitud y unión con los otros, como respuesta operativa frente a crisis de pánico, depresión, adicciones, por nombrar algunas de las manifestaciones de desequilibrio en salud. También como respuesta a necesidades en educación: calidad educativa, formación valórica, convivencia escolar y bullying, entre otras; y como respuesta evolutiva hacia el cambio de paradigma anhelado en educación, salud, medio ambiente, justicia, participación social, desarrollo comunitario, y más.
El doctor Milton Flores, a finales de los 80 y comienzos delos 90, durante 7 años, condujo una experiencia de desarrollo local y prevención de adicciones en la comuna de La Reina, desde el COSAM ubicado en la Villa La Reina. Allí se produjo una de las experiencias más interesantes y alentadoras de investigación-acción sobre el consumo de drogas lícitas e ilícitas y calidad de vida en Chile, experiencia de trabajo que fue expuesta frente a equipos europeos en estas materias, por iniciativa de la Comunidad Europea.
Y hoy día ha asumido la responsabilidad de liderar la inclusión de una visión trascendente del ser humano en las políticas públicas, al promover la irradiación de información científica, estrategias aplicadas y resultados alcanzados, en el desarrollo de la conciencia del ser humano como respuesta a las necesidades evolutivas de nuestra sociedad. Esto ocurrió dentro del Senado de la República, en el marco de los espacios abiertos para ello y la asesoría a legisladores sensibilizados.
“Ampliación de la cobertura de la percepción”, se le ha llamado a la estrategia de desarrollo que el doctor Flores -junto a su equipo- ha visualizado, trabajado, sintetizado y destilado en aplicaciones, en diversos escenarios del servicio a las personas, ya sea a través de intervenciones directas o de la habilitación y entrenamiento de equipos de responsables.
La naturaleza de la estrategia empleada es de carácter esencial. No se trata de información intelectual solamente, se trata que los involucrados vivan momentos en un estado de percepción expandido y constaten el efecto en sí mismos y sus relaciones. Palabras como libertad, plenitud, unión, paz, totalidad, compañerismo, integración, empatía, encuentro, comunicación y muchas otras de este orden, cobran vida, significado real. Así lo declaran quienes han participado de estas experiencias de desarrollo.
Las herramientas son diversas: la meditación, el canto, la danza, todas realizadas bajo la instrucción de ampliar y profundizar el registro consciente de las sensaciones, son algunas de las más accesibles. Existen otras como el uso consagrado de enteógenos (1), que ofrecen oportunidades más intensas y profundas, y requieren de maestría para su aplicación. Materias ampliamente estudiada por el doctor Flores durante su trayectoria profesional.
En este contexto, de investigación y desarrollo, el doctor Flores asume el riesgo que implica la lógica estrecha desde la que se comprenden muchas materias en Chile y decide hacerse responsable del cultivo y cosecha de plantas de cannabis en su propio terreno, por su condición de plantas con poder enteógeno y con gran potencial como expansor de la percepción. Las emplea, para su habilitación, al modo chamánico, ancestral, en un uso ritual y consagrado.
Se le ha imputado por este hecho, como autor de la infracción al artículo 8° de la Ley 20.000. Si se le pone en contexto, no resiste lógica esta acusación. No se puede criminalizar una conducta realizada en el marco del ejercicio de un derecho constitucional, el de acceder a la mayor realización espiritual posible -que junto a la realización material, se consagran en el artículo primero de la constitución (2)-, mucho menos si se ejerce en el marco de la obligación profesional asumida al jurar como médico y luego especializarse en salud psíquica. Se trata de un profesional con probada trayectoria en la conducción de procesos de promoción de salud y educación, y que ha liderado por más de quince años un equipo de investigación y generación de conocimiento en materias de desarrollo esencial humano.
Tres años y un día se piden como condena, con los gastos que eso implicaría para el Estado, que habrá de financiar la aplicación de la medida que se establezca para la eventual condena, sumado a lo que ya está significando el proceso judicial llevado por el defensor penal público, el abogado Juan Pablo Moreno. Definitivamente resulta absurdo.
Salir del closet y afirmar el uso de la cannabis sin ser delincuentes ni adictos, parece una invitación razonable que podría dar fuerza a esta causa, la de defender el derecho al cultivo del plano trascendente de la vida humana, legitimando a la cannabis como herramienta posible.
Así entendemos el efecto buscado por quienes afirman el uso “recreativo” de cannabis, quienes describen que bajo su efecto, experimentan un alivio, una sensación agradable, de confort. Están ellos también ejerciendo su derecho a proveerse de momentos de expansión, de alivio a la tensión que se genera a propósito de vivir dentro del actual orden que nos damos como sociedad, en un modelo que está en crisis.
Tres años y un día solicita como condena un fiscal que tiene totalmente claro que en este caso no existió jamás intención de tráfico, ni daño a la salud pública, y que solo está obligado a hacer su trabajo y someterse -y someternos a todos como sociedad- a una ley mal diseñada, cuyo espíritu original fue controlar el narcotráfico, pero que en sus años de vigencia, se ha aplicado muchas veces de modo inadecuado y francamente injusto.
Llegó el momento de quebrar esta tendencia. Está abierta la oportunidad para contribuir a establecer una lógica más integrada y trascendente frente a este y otros temas.
Notas:
(1) Enteógeno: sustancia vegetal o preparado de sustancias vegetales, que tienen la capacidad de, cuando se ingiere, facilitar una experiencia mística o de conexión con lo sagrado, con lo Divino, en el Todo y en cada uno.
(2) “El Estado está al servicio de la persona humana y su finalidad es promover el bien común, para lo cual debe contribuir a crear las condiciones sociales que permitan a todos y a cada uno de los integrantes de la comunidad nacional su mayor realización espiritual y material posible, con pleno respeto a los derechos y garantías que esta Constitución establece.” Constitución Política de Chile, Artículo 1º, extracto.

1 comentario:

  1. Me parece excepcional que aparezca un "martir" para llegar hasta el final de los argumentos. El enfoque es correcto. Estaremos alli para apoyarte. Cannabis Libre.

    ResponderEliminar