sábado, 15 de mayo de 2010

meditación en la vida cotidiana

“La manera de vivenciar esa inmediatez es darse cuenta de que este mismo momento, este mismo instante de nuestras vidas, es siempre la ocasión, de modo que tomar conciencia de dónde estamos y de qué somos, en este preciso instante, es importantísimo. Esta es una de las razones de que nuestra situación de familia, nuestra vida doméstica y cotidiana, sean tan importantes. Debemos considerar nuestro hogar como algo sagrado, como una dorada oportunidad de experimentar la actualidad. El reconocimiento de lo sagrado comienza, muy simplemente, cuando nos interesamos por todos los detalles de nuestras vidas. Interesarse no es más que tomar conciencia de lo que va sucediendo en nuestro diario vivir: estar concientes mientras cocinamos, estar concientes mientras conducimos, estar concientes mientras cambiamos pañales, estar concientes incluso, mientras tenemos una discusión. Esta forma de conciencia puede ayudarnos incluso a liberarnos de la prisa, del caos, de la neurosis, de todo tipo de resentimientos. Puede liberarnos de los obstáculos, que nos separan del ahora, de modo que podamos levantar el ánimo en el acto, continuamente.”

Tomado de “SHAMBALA,
La Senda Sagrada del Guerreo”, de Chögyam Trungpa.
Editoral Kairós. Págs. 113 – 114.

No hay comentarios:

Publicar un comentario