viernes, 30 de julio de 2010


Me propongo escribir a cerca de mi experiencia al meditar,
Buscando coherencia, dirijo la atención a las sensaciones en mi cuerpo...
...miro en derredor, e inmediatamente aparece más del paisaje, se me amplia la panorámica y se intensifica la percepción de los detalles...
también experimento más tranquilidad, como que algo se ordenase en mi, concretamente corrijo la postura de mi cuerpo...

En términos muy generales, la práctica de la meditación me fortalece, me nutre, me permite reconocerme trascendente a aquella parte que sufre, que se agobia... experimento más confianza...
Suelto pretensiones, me dispongo diferente a recibir lo que está tocando...
aparece además la posibilidad de mirar mi propio comportamiento desde otro plano, me veo, reconozco defectos, limitaciones, viejos hábitos de comportamiento que se instalan con tanta facilidad, y me doy cuenta cuando aparezco "Yo", o más de mi y me hago cargo, administro, pero muchas veces "llego tarde" y me toca sufrir, experimentar el escozor de haber sido dominada por mi estupidez (por decirlo de algún modo, que se entienda)...

Durante la práctica meditativa, he podido experimentar momentos de nutrición, de sensación de plenitud, bienestar, alegría, pureza, amplitud, ...momentos esenciales, experiencias de mucha luz, tranquilidad, expansión...de presencia, en un estado de plenitud, sutil... entonces, me dispongo ante la Vida con más confianza, experimento la sensación de más capacidad de permanecer alerta, abierta, contactada, más despierta, receptiva...

Me ha tocado enfrentar momentos o períodos en que me es muy difícil experimentar esa expansión, la mente incesantemente me rapta y entretiene, e interfiere una y otra vez, dejándome apenas darme cuenta que esto está sucediendo, alcanzo a anclarme al cuerpo por segundos y desparezco nuevamente... ... ... reflexiono a cerca de cuántas veces esto mismo me sucederá en la vida cotidiana y actúo en ausencia de mi, comportándome desde mis hábitos, y probablemente echándole la culpa a los otros de mis pesares (de las consecuencias de mis actos)...

En este momento experimento una pesadez en mi columna, cansancio, respiro profundo, hago una pausa, giro el cuello soltando el peso de la cabeza... miro el paisaje, hermoso, agradezco el estar acá en este momento... ... me llaman, debo dejar de escribir ahora...



1 comentario:

  1. Incursionar en las palabras que experesan las sensaciones de quienes han vivido la experiencia de la meditación, es realmente excepcional....solo quien lo ha sentido puede conectarse con estos mensajes....he recibido alivio al administrar algunos espacios vacios de mi mente, aquellos que apenas imaginaba existían perdidos, sin actividad.....gracias por enseñar a autoconocernos mas...ROBERTO

    ResponderEliminar